Los glaciares patagónicos experimentan algunos de los adelgazantes más dramáticos del mundo por unidad, más que Alaska o Islandia o Svalbard o Groenlandia."

North Patagonian Icefield
Bosques, praderas, desiertos y montañas forman parte del paisaje patagónico que abarca más de un millón de kilómetros cuadrados de Sudamérica. Hacia el lado occidental, extensiones de hielo denso y compacto para cientos de kilómetros de la Cordillera de los Andes en Chile y Argentina. Glaciólogo Eric Rignot describió estos hielo como "uno de los lugares más hermosos del planeta." Su belleza también es evidente desde el espacio.

Los dos lóbulos de la Patagonia hielo — Norte y sur — son lo que queda de una hoja de hielo mucho más expansiva que alcanzó su tamaño máximo hace unos 18.000 años. Los hielo modernos son apenas una fracción de su tamaño anterior, aunque siguen siendo la extensión más grande del hemisferio meridional del hielo fuera de la Antártida.

"El rápido adelgazamiento de los glaciares de hielo ilustra el impacto global del calentamiento climático", dijo Rignot, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA y de la Universidad de California-Irvine. "hemos demostrado que los glaciares patagónicos experimentan algunos de los adelgazantes más dramáticos del mundo por unidad, más que Alaska o Islandia o Svalbard o Groenlandia."

El remanente norteño es el más pequeño de los dos hielo, cubriendo cerca de 4.000 kilómetros cuadrados (cerca de un cuarto el tamaño del hielo meridional). El 16 de abril de 2017, el Land Imager operacional (Oli) en el Landsat 8 capturó esta rara imagen sin nubes de todo el hielo Patagónico Norte.

Mientras que el hielo norteño es más pequeño que su homólogo meridional, todavía tiene 30 glaciares significativos a lo largo de su perímetro. El hielo se arrastra descendente a través de los valles de la montaña y sale de los glaciares supuestos del enchufe del "". Muchos llegan a un extremo abrupto en la tierra, mientras que otros terminan en el agua. Los glaciares de terminación de agua San Rafael y San Quintín son los más grandes del hielo.
El glaciar San Rafael comienza cerca del flanco occidental del Monte San Valentín — la cumbre más alta de la Patagonia — y drena hacia el oeste hacia la Laguna San Rafael. La laguna está rodeada por una cresta de escombros, llamada una morena, traspalada en su lugar por el glaciar en el pasado cuando era mucho más grande. Los visitantes de la zona a finales del siglo XIX describieron el glaciar como un gran frente bulboso, llamado un lóbulo del Piamonte, que se extienden hacia la laguna. Desde entonces, el glaciar ha retrocedido y ya no es similar a un lóbulo, aunque aún activa los icebergs de su frente en un proceso conocido como parir. San Rafael es uno de los glaciares más activamente paridos del mundo.

Parte de la razón por la que este glaciar arroja tantos Berges es debido a su velocidad. "fluyendo" a una velocidad de 7,6 kilómetros (4,7 millas) por año, San Rafael es el glaciar de más rápido movimiento en la Patagonia y entre los más rápidos del mundo.

También es el único glaciar de hielo que entra en contacto con el agua del océano. El agua de mar del Pacífico entra en la laguna a través del Golfo Elefantes, que se conecta a la laguna a través del río Témpanos (río iceberg). A 46,7 grados de latitud sur, San Rafael es el glaciar más cercano al Ecuador en el mundo para conectarse con el mar.

Hubo un punto en el que el agua de mar no alcanzó el glaciar. "solía ser una laguna con agua dulce", dijo Rignot. "entonces un terremoto en los años sesenta bajó el suelo y conectó la laguna con las aguas oceánicas (el paso para el agua de mar está a sólo unos metros de profundidad)."
El "gemelo" de San Rafael es el glaciar San Quintín inmediatamente al suroeste. Este glaciar termina actualmente en un lóbulo del Piamonte, e ilustra lo que San Rafael parecía antes de que se retirara. Hasta 1991, el glaciar terminó en Tierra, pero con el retiro del glaciar, la cuenca se llenó con agua para formar un lago proglacial. (tenga en cuenta que el agua del lago es apenas distinguible del hielo debido a su color lechoso.)

San Quintín no fluye tan rápido (1,1 kilómetros por año) o ternera como muchos Berges como San Rafael, pero es un impresionante glaciar por su cuenta, de pie como el segundo más grande en el norte de la Patagonia hielo. Junto con San Rafael, los glaciares drenan el 37 por ciento del hielo.
Al igual que su gemelo, San Quintín ha estado retrocediendo dramáticamente. Los investigadores han demostrado que entre 1870 y 2011, el glaciar perdió el 14,6 por ciento de su área. En comparación, San Rafael perdió 11,5 por ciento durante el mismo período.

  • References and Related Reading

  • Araneda, A. et al. (2007) Historical records of San Rafael glacier advances (North Patagonian Icefield): another clue to ‘Little Ice Age’ timing in southern Chile? The Holocene, 17 (7), 987-998.
  • Davies, B.J., and Glasser, N.F. (2012) Accelerating shrinkage of Patagonian glaciers from the Little Ice Age (~AD 1870) to 2011. Journal of Glaciology, 58 (212), 1063-1084.
  • Glasser, N.F. et al. (2006) The geomorphology and sedimentology of the ‘Témpanos’ moraine at Laguna San Rafael, Chile. Journal of Quaternary Science, 73 (1), 629-643.
  • Hulton, N.R.J. et al. (2002) The Last Glacial Maximum and deglaciation in southern South America. Quaternary Science Reviews, 21 (1-3), 223-241.
  • Koppes, M. et al. (2010) Variations in Sediment yield Over the Advance and Retreat of a Calving Glacier, Laguna San Rafael, North Patagonian Icefield. Quaternary Research, 73 (1), 84-95.
  • Mouginot, J., and Rignot, E. (2015) Ice motion of the Patagonian Icefields of South America: 1984–2014. Geophysical Research Letters, 42 (5), 1441-1449.
  • NASA Earth Observatory (2002, February 2) Northern Patagonian Ice Field, Chile.
  • Winchester, V., and Harrison, S. (1996) Recent Oscillations of the San Quintin and San Rafael Glaciers, Patagonian Chile. Geografiska Annaler, 78 (1), 35-49.
  • NASA Earth Observatory images by Jesse Allen and Joshua Stevens, using Landsat data from the U.S. Geological Survey. Story by Kathryn Hansen.

    NASA Earth Observatory images by Jesse Allen and Joshua Stevens, using Landsat data from the U.S. Geological Survey. Story by Kathryn Hansen.

    Traducción: El Quelonio Volador


    Entradas populares de este blog

    Tormenta Solar 17 de agosto 2017: Atentos se actualiza 22 hs Argentina...

    Tormenta Solar 10 de agosto 2017: Atentos...

    Comportamientos de la ondas