W51: Chandra atrapa con una nube de crianza de estrellas



¿Qué es esto?
Una gigantesca nube molecular.

¿Qué lejos está?
Cerca de 17.000 años luz de la Tierra.

¿Cómo se formo esta imagen?
Combina rayos x del Observatorio Chandra y luz infrarroja del telescopio espacial Spitzer.

¿Qué grande es esto?
Alrededor de 100 años luz de ancho.

¿Cómo se compone esta imagen?
Los rayos x son azules. El infrarrojo es amarillo anaranjado

¿Dónde esta localizado?
En la constelación Aquila.

Las nubes moleculares gigantes, que contienen sobre todo hidrógeno y helio, son donde la mayoría de las nuevas estrellas y planetas se forman.

W51 es uno de los objetos más cercanos a la Tierra, por lo que es un excelente objetivo para aprender más sobre el proceso de formación estelar.

Una nueva imagen compuesta de W51 con los datos de la radiografía de Chandra (azul) y de Spitzer (anaranjado y amarillo-verde) se está lanzando.

Los datos de rayos x muestran que las estrellas jóvenes a menudo se agrupan en racimos, mientras bañan su entorno en luz de alta energía.

En el contexto del espacio, el término ' nube ' puede significar algo bastante diferente de las mullidas colecciones blancas de agua en el cielo o una forma de almacenar datos o procesar información. Las gigantescas nubes moleculares son vastos objetos cósmicos, compuestos principalmente de moléculas de hidrógeno y átomos de helio, donde nacen nuevas estrellas y planetas. Estas nubes pueden contener más masa que un millón de soles, y se extienden a través de cientos de años luz.

La gigantesca nube molecular conocida como W51 es una de las más cercanas a la Tierra a una distancia de alrededor de 17.000 años luz. Debido a su relativa proximidad, W51 proporciona a los astrónomos una excelente oportunidad para estudiar cómo se están formando las estrellas en nuestra galaxia de la Vía Láctea.

Una nueva imagen compuesta de W51 muestra la salida de alta energía de este vivero estelar, donde los Rayos X de Chandra son de color azul. En cerca de 20 horas de tiempo de la exposición de Chandra, sobre 600 estrellas jóvenes fueron detectados como fuentes punto-como de la radiografía, y emisión difusa de la radiografía del gas interestelar con una temperatura de un millón de grados o más también fue observado. La luz infrarroja observada con el telescopio espacial Spitzer de la NASA aparece naranja y verde amarillento y muestra el gas fresco y las estrellas rodeadas de discos de material fresco.

W51 contiene múltiples clusters de estrellas jóvenes. Los datos de Chandra demuestran que las fuentes de la radiografía en el campo se encuentran en pequeños grupos, con una concentración clara de más de 100 fuentes en el racimo central, llamado g 49.5 − 0.4 (cacerola sobre la imagen para encontrar esta fuente.)

Aunque la nube molecular gigante de W51 llena el campo-de-visión entero de esta imagen, hay áreas grandes donde Chandra no detecta ninguna radiografía difusa, baja de la energía del gas interestelar caliente. Las regiones probablemente densas del material más fresco han desplazado este gas caliente o las radiografías bloqueadas de él.
Labeled X-ray image showing massive star location
Imagen de rayos x de W51 (recortado)

Una de las estrellas masivas en W51 es una fuente de rayos x brillante que está rodeada por una concentración de muchas fuentes de rayos x más débiles, como se muestra en una vista de primer plano de la imagen Chandra. Esto sugiere que las estrellas masivas pueden formar casi aisladamente, con sólo unas pocas estrellas de masa más bajas en lugar de la serie completa de cientos que se espera en los racimos típicos de estrellas.

Otro grupo joven, masivo situado cerca del centro de W51, alberga un sistema estelar que produce una fracción extraordinariamente grande de los rayos x más altos de energía detectados por Chandra de W51. Las teorías para la emisión de rayos x de estrellas solteras masivas no pueden explicar este misterio, por lo que probablemente requiere la estrecha interacción de dos estrellas muy jóvenes y masivas. Una radiación tan intensa y enérgica debe cambiar la química de las moléculas que rodean el sistema estelar, presentando un ambiente hostil para la formación del planeta.

Un documento que describe estos resultados, dirigido por LEISA Townsley (Penn State), apareció en la edición del 14 de julio de 2014 de la serie de suplementos de la revista Astrofísica y está disponible en línea.

El centro Marshall de vuelos espaciales de la NASA en Huntsville, Alabama, administra el programa Chandra para la dirección de la misión científica de la NASA en Washington. El Observatorio Astrofísico del Smithsonian en Cambridge, Massachusetts, controla la ciencia y las operaciones de vuelo de Chandra.
Crédito: X-ray: NASA/CXC/PSU/L.Townsley et al; Infrared: NASA/JPL-Caltech

Publicado: 12 de julio 2017

Traducción: El Quelonio Volador

Entradas populares de este blog

Tormenta Solar 17 de agosto 2017: Atentos se actualiza 22 hs Argentina...

Tormenta Solar 10 de agosto 2017: Atentos...

Comportamientos de la ondas